Despachos a todo Chile - Gratis en RM por compras superiores a $50.000.
Experiencias de maridajes para Semana Santa

Experiencias de maridajes para Semana Santa

En Semana Santa, las tradiciones culinarias cobran un papel protagónico en nuestras mesas, y qué mejor manera de disfrutarlas que con un buen vino. Descubre con nosotros los mejores consejos para lograr maridajes armoniosos y hacer de cada comida una verdadera experiencia de aromas y sabores.
 
Maridando vegetales
En nuestra cocina, los vegetales son un universo de posibilidades que nos permite explorar diferentes sabores, texturas y colores en cada preparación. En Chile, las papas, cebollas, zanahorias, pimentones, zapallos y tomates son solo algunas de las joyas que hacen brillar nuestra cocina y deleitan nuestros paladares.
  • Vegetales crudos y frescos, para acompañar preparaciones - por ejemplo - con verduras crudas y frescas, lo ideal es optar por un vino blanco con una alta acidez y frescura, capaz de complementar la textura crujiente y el sabor suave de las verduras, así como de realzar sus notas herbáceas características. Te recomendamos probar nuestro Sauvignon Blanc o Chardonnay.
  • Vegetales cocidos al horno y cacerola: estas preparaciones poseen una textura crujiente o  cremosa, como el puré de papas o una sopa cremosa de vegetales que combina muy bien con la textura del Chardonnay o un Pinot Noir que va muy bien con las notas terrosas de las lentejas, betarragas al horno o arroz con zetas. 
  • Vegetales asados a la parrilla: suelen tener sabores intensos y notas ahumadas que pueden complementarse muy bien con las notas especiadas y frutales del Syrah. Además, su cuerpo característico puede armonizar con la textura suave de las verduras asadas, como tomates, el pimiento o zapallo, también nuestro Winemaker´s Blend que gracias a su origen costero y estructura, combina muy bien con berenjenas con cáscara asada o papas bravas.
 cebiche
Maridando pescados
El pescado se caracteriza por ser una carne blanca, suave y delicada. Se puede preparar a la plancha, en el horno o incluso consumir crudo, ya que su delicadeza requiere de cocciones y preparaciones sencillas para resaltar su sabor natural.
  • Pescado crudo: El pescado crudo es una proteína delicada y suave en sabor, por lo que un vino blanco como nuestros Sauvignon Blanc pueden ser una excelente opción de maridaje debido a su acidez y frescura. Una preparación típica es el cebiche, un plato de pescado crudo y fresco, que se prepara con cítricos como el limón, lo que le da un toque acido y refuerza su sabor y aromas característicos, creando un maridaje fresco y equilibrado.
  • Pescado blanco frito: El pescado blanco frito es un plato que generalmente tiene una textura crujiente en el exterior y suave en el interior. Para esta preparación recomendamos nuestros Chardonnay que tienen una textura cremosa y notas frutales blancas. La cremosidad del Chardonnay complementa la textura crujiente del pescado frito, mientras que la acidez del vino equilibra la riqueza de la fritura y resalta los sabores del pescado.
  • Pescado graso a la plancha: Los pescados grasos como el atún y el salmón tienen un alto contenido de aceites saludables, lo que les da un sabor distintivo y una textura jugosa y firme. Al cocinarlos a la plancha, estos aceites se liberan y se combinan con los sabores ahumados y tostados de la cocción. Nuestra recomendación es un Chardonnay, especialmente de nuestra línea EQ que con sus notas frutales y tostadas, pueden equilibrar la riqueza y la grasa de estos pescados, mientras que su cremosidad complementa su textura suave.
   pastas
Maridando Arroces y pastas
  • Pastas: El maridaje de pastas depende en gran medida de la salsa y los ingredientes que se utilicen. En general, los vinos blancos como nuestros Sauvignon Blanc y Chardonnay funcionan mejor con pastas con salsas ligeras y a base de hierbas, mientras que nuestros vinos tintos como Winemakers´s Blend y Syrah son ideales para pastas con salsas más sustanciosas a base de tomate.
  • Arroz: El maridaje del arroz con vino depende mucho del tipo de arroz y de los ingredientes que lleve la preparación. Para los arroces blancos o con mariscos, un vino blanco seco y afrutado como nuestros Sauvignon Blanc o Chardonnay puede ser una buena elección, ya que su acidez equilibra la untuosidad de los mariscos y el almidón del arroz. Por lo general, un arroz meloso, siempre va a ser más potente que un arroz seco, lo que nos brinda la oportunidad de salirnos del habitual blanco y arriesgarnos con un vino tinto ya que gracias al cuerpo y taninos que estos poseen, pueden soportar los sabores intensos y complementar la textura del arroz, como el Pinot Noir con un risotto de zetas.
Recuerda que el maridaje perfecto siempre depende de tus preferencias personales, así que experimenta y descubre cuál es tu combinación favorita. ¡Salud!
Andrés Urrutia